Skip to main content

Los vecinos de la histórica urbanización Estrella Polar están en lucha. La ampliación en altura de la farmacia ha castigado a algunas viviendas a perder las vistas a la calle, a respirar las salidas de humos y, en definitiva, a olvidarse de su calidad de vida.

Las obras tienen licencia, el problema es que el Partido Popular la ha concedido con nocturnidad, ocultándoselo a la mancomunidad y consciente de que su mala actuación perjudicaba a los vecinos a cambio de beneficiar a uno de los suyos.

Creíamos que habían pasado los tiempos en los que la ciudadanía tenía que salir a la calle a defender sus derechos. Pues bien, el alcalde nos ha demostrado que no. El señor Vinuesa acaba de dar un paso más en su política de mantenerse al margen de los vecinos. No quiere saber nada de ellos ni escucharles y, lo que es peor, no tiene intención de solucionar sus problemas.

Y sin embargo, a la derecha le salen las cuentas. No creen en la gente pero lo resuelven todo con una foto más del alcalde en el SietedíaS, archivando sus cartas repletas de quejas y rellenando el espacio con un “sinfín” de agradecimientos por cosas banales y la “venta” de una ciudad que no existe.

Quiero pediros a los jóvenes de Estrella Polar que defendáis vuestros derechos como, en otro tiempo, lo hicieron vuestros padres. Ahora nos toca a nosotros trabajar para que Alcobendas sea una ciudad mejor. Reclamemos nuestros derechos. Alcobendas no se merece este alcalde.