Skip to main content

Parece que en los últimos tiempos está de moda que miembros del Partido Popular pierdan los nervios y los papeles, que olviden los buenos modales y no sepan encajar los comentarios y las quejas de la ciudadanía.

Si no hace mucho algunas cadenas de televisión nos mostraban la persecución de Camps a un joven que le hizo saber su descontento, ayer en Alcobendas fuimos testigos de otra situación cuanto menos rocambolesca. Salíamos del pleno municipal al que habían acudido vecinos de la calle Manuel de Falla y de los maestros para protestar por las obras en la zona y que, como os dije en este blog, les han reducido las aceras obligándoles a sortear los alcorques de los árboles a cambio de un carril bici que ellos juzgan mal ubicado.

Pues bien, algunos de esos vecinos se detuvieron a comentar lo visto y oído cuando se les acercó el señor Pérez, concejal de Medio Ambiente, y les recriminó su actitud, dirigiéndose a uno de ellos para decirle “esa es la forma que usted quiere que hagamos las cosas, pero las hacemos como queremos nosotros”. El vecino respondió que no estaba de acuerdo con las obras y el señor Pérez añadió en tono amenazante “si quiere hacer las cosas como usted quiere preséntese a las próximas elecciones”.

No debería ser necesario recordar que los vecinos tienen derecho a expresar sus opiniones, estén o no de acuerdo con la forma de gobernar del señor Vinuesa, porque el gobierno municipal no está para dar problemas sino para buscar soluciones. No debemos olvidar que la ciudadanía es quien pone a los políticos donde estamos, ellos nos votan y también nos “botan”.