Seguimos comprometidos en la lucha por la igualdad de las mujeres

lucha-por-la-igualdad

Seguimos comprometidos en la lucha por la igualdad de las mujeres

Alcobendas es un ejemplo del compromiso en la lucha por la igualdad. Fue pionera en España con la constitución, en 1979, de la primera concejalía de la Mujer del país y con la elaboración del primer plan de igualdad en el ámbito municipal. 41 años después, son muchas las conquistas que las mujeres han logrado en este tiempo, pero todavía existen millones de razones para seguir luchando por la igualdad.

Aún nos queda mucho por hacer y no vamos a parar. Es inevitable recordar que, en lo que va de año 14 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas; que en el mundo, las mujeres perciben un 23 por ciento menos de sueldo que los hombres; que una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual o que 200 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación genital.

Lucha por la igualdad

Por sorprendente que nos parezca a quienes sabemos que la lucha por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres es un compromiso ineludible, a estas alturas del siglo XXI hay voces que cuestionan el feminismo intentando devolvernos al pasado, negando la violencia de género, la violencia sexual o el trato discriminatorio que aún sufren muchas mujeres por el mero hecho de serlo.

Desde el gobierno municipal, creemos firmemente en las reivindicaciones feministas. Como dice el lema de la campaña municipal por el 8 de marzo de este año, “Ellas lo hicieron antes. Ahora me toca a mí”, es necesario recordar a las pioneras que, contra viento y marea, lucharon por muchas de las conquistas que hoy disfrutamos.

Y digo disfrutamos, en plural y siendo del género masculino, porque la implicación de los hombres en el objetivo de la igualdad es primordial. No comprendo a los hombres que no creen en la conquista de los derechos de las mujeres. No comprendo a quienes cuestionan que las mujeres deban ser libres y tener las mismas oportunidades y derechos que los hombres. Esos hombres no saben apreciar que una mujer libre es una mejor compañera, madre, hija, esposa, científica, educadora, artista o cualquier otro aspecto de la vida que compartamos con ella.

Luchemos juntas y juntos por la igualdad de derechos de las mujeres. Es una obviedad que nadie debería cuestionar. Desde luego, en Alcobendas seguiremos haciéndolo.