Skip to main content

El cambio climático constituye una de las mayores amenazas a las que nos enfrentamos como sociedad. Sus consecuencias pueden ser devastadoras. Por ello, es fundamental nuestra actuación. Desde las instituciones y como vecinos podemos, mediante pequeños gestos, reducir la brecha de contaminación.  ¿Cómo? Apostando por una movilidad urbana sostenible, pensando “en verde”, tratando de comprar en comercios locales que no usen plásticos… etc.

Luchar contra el cambio climático

En Alcobendas estamos trabajando por conseguir una ciudad más sostenible y una ciudadanía más concienciada. Por ejemplo, estamos impulsando la educación medioambiental. Desde los colegios y con el apoyo del Aula de la Naturaleza, los niños y niñas de la ciudad tienen clases de huerto. Entender, desde edades tempranas, la importancia de la economía circular y valorar la producción de alimentos ecológicos es clave.

Precisamente, esta semana visitaba una de las clases de huerto, la del colegio Gabriel y Galán, donde hemos instalado una de las 16 compostadoras municipales. Desde el Gobierno Municipal hemos destinado 13.500 euros para esta herramienta pedagógica, para hacer abono orgánico y reciclar residuos. Una buena noticia para que la infancia, que serán los adultos del futuro, se implique y contribuya, junto al resto de la sociedad, a frenar el cambio climático.